Jonsbo V8. Análisis

Poco a poco, JONSBO se empieza a hacer un hueco en el mercado. Al menos, en lo que nosotros controlamos, que no es otro que el mercado español, JONSBO se empieza a ver más a menudo en tiendas y en los diferentes foros no solo técnico si no también de Compraventa, señal de que se está empezando a ganar un hueco en nuestros hogares.

Hasta ahora conocíamos a JONSBO por sus cajas ATX e ITX sobre todo, pero parece que se han «animado» a buscarse un hueco en el mercado de los disipadores tanto de aire como de refrigeración líquida. Prueba de ello es que en breve tendréis sobre la mesa el análisis de uno de sus disipadores de aire con unas especificaciones simplemente increíbles para su pequeño tamaño.

Pero no nos salgamos de nuestro producto de hoy, que no es otro que el Chasis ITX JONSBO V8.

Jonsbo V8. Especificaciones y características

Estamos ante un chasis extraíble en una sola pieza con una cubierta fabricada en aluminio cepillado de una calidad extraordinaria.

El interior está concebido de forma que es capaz de albergar disipadores de aire de cualquier altura e incluso refrigeraciones líquidas con radiadores de hasta 240 mm y es capaz de contener tarjetas gráficas dedicadas de hasta 330 mm, dando cabida a casi cualquier tarjeta gráfica del mercado. Admite Fuentes de Alimentación con un formato del tipo SFX e incluso SFX-L (como la que probaremos en nuestro análisis) y admite placas base DTX que son como las más conocidas ATX pero con un recorrido vertical menor.

Lleva incluido de fábrica un ventilador de 200 mm que más tarde tendremos oportunidad de conocer.

Todo ello en unas dimensiones francamente pequeña que lo convierte en una caja versátil e idónea para instalarla en cualquier lugar y con cualquier tipo de configuración.

Para conocer más en detalle las especificaciones de la caja no tenemos más que entrar en la propia página del fabricante que nos las resume en el siguiente cuadro:

La V8 ya lleva tiempo en el mercado (hablamos de 2020), pero no por ello debemos de perder de vista la estética, el diseño y funcionalidad de una caja que, a pesar de su tamaño, cumple satisfactoriamente con todos los requerimientos de un montaje sencillo y modular.

Jonsbo V8. Embalaje y accesorios

Hay que reconocer que JONSBO no se caracteriza por enviar sus productos en embalajes vistosos, no en vano la JONSBO V8 viene embalada en una caja de cartón con colores neutros y, eso sí, con la información suficiente para que el usuario final sepa lo que compra.

En cuanto al uso de los accesorios e instrucciones de montaje, JONSBO ha dado un giro de 180 grados con respecto a la JONSBO A4 que ya analizamos en nuestra propia web. No olvido el gusto por la presentación que JONSBO hizo de esa A4. Orden, estética y gusto por hacer las cosas bien, ya no solo a nivel del producto sino a nivel de los accesorios. Si bien es cierto que JONSBO pone a disposición del cliente final toda la tornillería y accesorios necesarios, también es cierto que dichos accesorios los incluye en el propio embalaje de cartón en diferentes bolsitas para la tornillería.

Jonsbo V8. Exterior

Una vez sacamos la caja de su embalaje volvemos a experimentar las mismas sensaciones que nos día la JONSBO A4. Elegancia, robustez, sencillez y cuidado exquisito de los materiales sigue siendo la seña de identidad del fabricante chino.

Las dimensiones de la JONSBO V8 son verdaderamente pequeñas y el fabricante chino ha conseguido hacer una obra de arte dentro de un contenedor muy pequeño. No obstante estamos hablando de una caja con menos de 40 cm de longitud (o profundidad) por 25 cm de ancho y una altura de tan solo 26 cm. La gran ventaja es que, como veremos más adelante, la caja está diseñada de forma que admite tarjetas gráficas de casi cualquier tamaño, disipadores de aire casi de cualquier altura y todo en un continente muy «recogido» gracias al diseño inteligente de la caja.

La cubierta de la caja, que tiene una forma de extracción muy particular, está íntegramente fabricada en aluminio cepillado. Y decimos que tiene una extracción peculiar pues no accedes al interior de la misma quitando uno de los laterales sino que se extrae la cubierta entera dejando el chasis completamente al aire.

Como os hemos dicho en el párrafo anterior, los laterales de la caja no son paneles laterales al uso que se pueden extraer independientemente sino que forman parte de un todo que forma la cubierta de la caja. Al ser la cubierta de una sola pieza, JONSBO ha conseguido que no existan los típicos desajustes entre piezas a la vez que la sensación de tener una sola pieza le confiere a la caja ese extra de elegancia propio de una fabricante que cuida con mimo sus productos. Además, JONSBO ha conseguido que las piezas no suenen o vibren como puede suceder con otras cajas del mercado que están fabricadas de la manera tradicional. Sin duda un gran acierto en el diseño.

Este diseño puede tener un handicap a corto plazo, que no es otro que el de la ventilación. Un solo cuerpo, a primera vista, puede parecer que deja pocas aberturas para que salga el aire pero para ello JONSBO incluye rejillas de ventilación tanto en los laterales como en la parte superior de la cubierta.

La parte superior de la cubierta presenta igualmente una rejilla en la parte central para que el equipo pueda «respirar» cuando está en funcionamiento. No olvidemos que el flujo habitual de aire de una caja es el de introducción de aire frio por la parte frontal y de la salida de aire caliente por la parte trasera y por la parte lateral. Además, no olvidemos que el aire caliente tiende a subir y es necesario que la parte superior de la cubierta permita la salida del aire. La estética de las rejillas es diferente, teniendo en los laterales una rejilla más tupida que en la parte superior donde tenemos aberturas de más abiertas.

Uno de los principales inconvenientes que encontramos es la falta de los correspondientes filtros anti polvo que a veces los fabricantes incluyen en las zonas de entrada y salida del aire para evitar eso, la entrada del tan temido polvo dentro de la caja. Ahora bien, creo que el fabricante ha optado por omitir la colocación de dichos filtros no por temas económicos, sino más bien por intentar optimizar lo más posible la entrada y salida del aire en y desde el interior de la caja.

La parte inferior, a simple vista, no tiene nada reseñable más allá de las cuatro finas patas que elevan la caja unos centímetros. Ahora bien, ¿por que encontramos una pieza que atraviesa longitudinalmente (como si fuera un añadido) el fondo de la caja unida a la propia cubierta mediante tornillos? estéticamente queda feo, pero tiene una explicación en el diseño que conoceréis más adelante.

Vamos a la parte frontal de la caja que, como no, también está construida en aluminio cepillado. Aparentemente echamos en falta un frontal abierto para permitir la entrada de aire fresco desde el exterior puesto que el frontal está completamente cerrado más allá de la rejilla que abre perimetralmente el fabricante para permitir precisamente la entrada de aire desde el exterior.

En cuanto a las conexiones de E/S que permite JONSBO en el frontal tenemos, de izquierda a derecha, el pertinente botón de encendido, un puerto USB 3.0 de tipo A, el típico puerto de Audio HD y un puerto USB 3.0 de tipo C.

Cerramos el análisis externo de la JONSBO V8 haciendo un repaso a la parte posterior de la caja en la que, por las aberturas, ya podemos apreciar que la placa base va a descansar sobre el suelo de la caja. Por encima del hueco para las conexiones exteriores de la placa tenemos una rejilla que nos hace intuir que podremos instalar un ventilador de 120 o 140 mm (que no viene de fábrica). La parte trasera, que no forma parte de esa cubierta autoextraible ya no está fabricada en aluminio sino que ya lo hace, como veremos más adelante en el resto del chasis, en un acero de 1 mm de espesor. Por la disposición de los dos slots de expansión podemos apreciar que la tarjeta gráfica irá verticalmente.

Jonsbo A4. Interior

Procedemos a extraer la carcasa de aluminio liberando los dos tornillos moleteados que tenemos en la parte trasera de la caja. Todo el chasis de la caja está construido en acero de 1 mm de grosor.

Lo primero que podemos observar cuando echamos un vistazo al interior de la caja es que tenemos dos espacios bien diferenciados. Por un lado nos encontramos el módulo extraible que JONSBO ha ideado para la fuente de alimentación y los discos de almacenamiento. Por cierto, si habéis leido este análisis desde el principio, sabréis que JONSBO admite en su V8 fuentes de alimentación SFX y SFX-L de hasta 125 mm de longitud (como podremos ver más adelante, para el montaje usaremos una SFX-L).

El resto del chasis queda completamente diáfano y JONSBO lo destina para albergar, con la mayor comodidad posible, la placa y el setup. La placa se coloca apoyada sobre el propio fondo de la caja en posición horizontal.

Si le damos la vuelta a la caja por el otro lateral, podemos ver una gran bandeja que se puede extraer para poder trabajar más cómodamente en el montaje del setup. Además dicha bandeja queda perforada, como no, para favorecer la extracción del aire caliente por el lateral de la caja.

En la parte superior de la caja encontramos un marco (por supuesto extraible) que tiene de una doble función. Por un lado sirve para mantener más fija y estable la caja, al venir atornillado en ambos lados de la caja pero al mismo tiempo, su principal función, se puede usar o bien para poner dos ventiladores de 120 mm echando el aire caliente hacia afuera o incluso se puede poner para poner un sistema de refrigeración líquida AIO de hasta 240 mm.

En la parte frontal encontramos un gran ventilador de 200 mm que se puede conectar bien desde un conector de 4 pines a uno de los cabezales de la placa para tal efecto o bien mediante una conexión molex a la propia PSU. Dicho ventilador será el encargado de introducir el aire fresco desde fuera al interior de la caja. No tenemos datos del modelo exacto con el fin de conocer las especificaciones del mismo. No obstante, en caso de que lo prefiramos, la caja nos permite sustituir el gran ventilador de 200 mm por dos ventiladores de 140 mm aunque el que viene instalado de fábrica es el de 200 mm que podéis ver en la foto.

Vamos a ver más en detalle el accesorio que JONSBO utiliza para albergar la fuente de alimentación SFX y hasta dos discos duros de 3,5″ y uno de 2,5″ si queremos por lo que tenemos bastantes posibilidades para instalar medios de almacenamiento.

Jonsbo A4. El montaje

Vamos a comenzar con el montaje de la caja JONSBO V8 para lo cual ya hago mi primera recomendación a aquellos que estéis en adquirir esta magnífica caja. Aunque haya que quitar varios tornillos, una de las principales ventajas de la JONSBO V8 es que el chasis se puede desensamblar casi por completo, por lo que es casi obligado para hacer un montaje cómodo en una caja que de por sí tiene unas dimensiones pequeñas.

El montaje de la placa es muy sencillo. Recordad que en la JONSBO V8 la placa descansa en horizontal y por tanto tan solo es cuestión de «presentarla» en la bandeja y poner los cuatro tornillos.

En general el proceso de montaje no ha sido muy complicado teniendo en cuenta que hablamos de una instalación ITX. Quizás lo que más tiempo te puede llevar es en desensamblar el chasis pero creedme que merece la pena para hacer una instalación limpia y ordenada.

Hablando de limpieza, para aquellos enamorados en tener una perfecta gestión del cableado, la JONSBO V8 es vuestra caja pues presenta todo tipo de huecos, pasacables y facilidades en general para poder colocar bien y dejar ordenados todos vuestros cables.

Una vez desensamblado el chasis, ponemos la PSU (en nuestro caso una SFX-L de 850 Watios de la marca Silverstone) y un disco duro SSD de 2,5″ de la marca Crucial.

Haciendo un repaso a las especificaciones de la V8 de JONSBO, no va a haber problema de espacio para ningún componente dentro de las propias limitaciones que imponga el formato de las placas (ITX/DTX). Por poner un ejemplo y teniendo en cuenta que son los componentes que más problemas pueden dar, La JONSBO V8 permite instalar tarjetas gráficas de hasta 330 mm de longitud y casi hasta tres slots de profundidad así que podemos apostar prácticamente por cualquier oferta del mercado tanto en términos de longitud como en términos de diseños con grandes disipadores de algunas tarjetas de hoy en día. Por otro lado, el posicionar la placa de forma horizontal facilita la instalación de un buen disipador de aire puesto que las limitaciones de la altura del disipador ya no están en la anchura de la caja sino en la propia altura. Gracias a este diseño/concepto, la V8 permite instalar disipadores de hasta 195 mm de altura.

Vamos a hacer las pruebas de temperatura de nuestra JONSBO V8 en los cuales hemos instalado una plataforma Intel de 13ª generación. El equipo utilizado ha sido el siguiente, de acuerdo con los datos obtenidos por la ya conocida aplicación CPU-z

El disipador utilizado es el JONSBO HX6210 que será objeto de análisis dentro de unos días. No os queremos adelantar datos más allá de los resultados que es capaz de ofrecernos combinado con la caja V8 del mismo fabricante.

Tenemos que hacer una apreciación antes de daros los resultados de temperatura y es que las pruebas se han realizado con la caja tal cual viene de fábrica con el fin de no alterar lo que serían los resultados tal cual sacáramos la caja de su embalaje y montáramos nuestro setup. Tan solo hemos conectado el ventilador de 200 mm que viene de fábrica pero no hemos instalado ningún ventilador en la parte trasera de la caja expulsando el aire caliente hacia el exterior. Recordemos que la caja permite instalar un ventilador de hasta 140 mm en la parte posterior y este ventilador arrojaría resultados de temperaturas mucho más óptimas.

Sobre el ventilador de 200 mm tan solo decir que JONSBO ha conseguido un importante efecto positivo poniendo un solo ventilador y de 200 mm de diámetro pues gracias a la velocidad a la que trabaja (800 RPM) se consigue que el ruido generado por el mismo sea mínimo, consiguiendo que el efecto ruido en general sea mínimo pudiendo afirmar que la JONSBO V8 es una de las cajas más silenciosas que hemos tenido oportunidad de probar.

Para aumentar mayor dificultad hemos optado por instalar una tarjeta gráfica que, aunque antigua, tiene unas dimensiones bastante grandes, de casi 30 cm de longitud, complicando aún más el flujo de aire dentro de la caja.

Para mayor dificultad y debido a la propia morfología del socket LGA 1700 tuvimos que poner el disipador JONSBO HX6210 en una posición que no es la suya natural puesto que lo ideal es colocar el disipador expulsando el aire caliente hacia la parte trasera de la caja y no hacia el lateral como tuvimos que poner el mismo para ocupar la mayor superficie del procesador.

Los resultados, hablan por sí solos. Curiosamente las temperaturas del procesador en idle se pueden considerar altas teniendo en cuenta que la temperatura ambiente al que se han realizado las pruebas es una temperatura de 27º. Por tanto, el delta es de entre 9 y 13º. No son temperaturas altas pero hay configuraciones con mejores temperaturas. Lo realmente destacable son las temperaturas máximas alcanzadas por el procesador después de 30 minutos pasando una prueba de estrés con el propio CPU-z. Y es que las temperaturas máximas no superaban los 60º. Sin duda estos resultados son espectaculares teniendo en cuenta el disipador utilizado (El HX6210 objeto de posterior análisis) y una caja de unas dimensiones tan reducidas que siempre dificultan una óptima circulación del aire en su interior.

Jonsbo A4. Conclusión

Hace justo 2 años analizábamos la JONSBO A4 y el sabor de boca que nos dejó dicha caja fueron insuperables en muchos aspectos; calidad de materiales, cuidado del más mínimo detalle, facilidad de montaje, rendimiento y ruido. Sin duda una tarjeta de visita la del fabricante chino muy difícil de superar. Y si bien es cierto que la JONSBO V8 no supera a la JONSBO A4 pero tampoco lo pretende.

La Caja JONSBO V8 hereda la mayor parte de las virtudes de las que hace gala la marca JONSBO pues la calidad de los materiales y el espectacular rendimiento siguen patentes dentro de una caja de reducidas dimensiones. Y es que estar ante una caja que en tan poco espacio es capaz de albergar tarjetas gráficas de más de 300 mm y disipadores de calor de hasta 195 mm de altura es sinónimo de un diseño excelente. Si a dichas ventajas le unimos que la caja esta «encerrada» en un cuerpo de aluminio cepillado que le da un aspecto elegante y muy sobrio podemos decir que estamos ante una caja que bien puede decorar cualquier sala de nuestra casa ocupando un espacio realmente pequeño y albergando dentro de sí ordenadores incluso de alta gama.

Otro de los aspectos positivos de JONSBO es la inclusión de un ventilador de 200 mm en la parte frontal, si bien es cierto que hubiera sido la guinda del pastel el haber incluido un ventilador de 120 o 140 mm en la parte trasera.

En resumidas cuentas, JONSBO sigue manteniendo el listón altísimo y sin duda podemos seguir diciendo que ya se ha convertido en un importante referente a nivel mundial en estas cajas que buscan elegancia, buen diseño y por supuesto un gran rendimiento y bajo ruido.

Publicaciones relacionadas

Filtradas las especificaciones definitivas de los nuevos Ryzen 7000

admin

La nueva Intel ARC A770 ofrece una buena jugabilidad en Cyberpunk 2077 a 1440p

admin

Así es la futura RTX 4060. Todo lo que ya sabemos de las nuevas RTX 4000

admin

Deja un comentario

  • Calidad de materiales
  • Diseño
  • Refrigeración
  • Facilidad de montaje
  • Precio