Intel promete una imagen financiera sólida pero el retraso de los 7 nm hacen pensar lo contrario (Parte I)

Intel ha adelantado unos números muy esperados hace solo unas horas, pintando una imagen financiera sólida. Sin embargo, la compañía ha retrasado nuevamente la introducción de sus productos de 7 nm haciendo que la desconfianza se vuelva a apoderar del gigante azul.

Visto desde un punto de vista puramente financiero, durante los tres meses que terminaron el 30 de junio de 2020, Intel reportó 19.7 mil millones de USD en ingresos, registrando un aumento del 20 por ciento en relación con el mismo trimestre del año pasado.

El principal incremento se ha podido atisbar en su negocio Non-Volatile Memory Solutions Group donde ha experimentado un crecimiento anual del 76%.

El problema está en las previsiones. En lo que respecta a la orientación para el tercer trimestre de 2020, Intel espera obtener un ingreso de 18,2 mil millones de USD destcando lo siguiente:

Intel is accelerating its transition to 10nm products this year with increasing volumes and strong demand for an expanding line up. This includes a growing portfolio of 10nm-based Intel Core processors with “Tiger Lake” launching soon, and the first 10nm-based server CPU “Ice Lake,” which remains planned for the end of this year. In the second half of 2021, Intel expects to deliver a new line of client CPU’s (code-named “Alder Lake”), which will include its first 10nm-based desktop CPU, and a new 10nm-based server CPU (code-named “Sapphire Rapids”).

 

Intel está acelerando su transición a productos de 10 nm este año con volúmenes crecientes y una fuerte demanda de una línea en expansión. Esto incluye una cartera creciente de procesadores Intel Core de 10 nm con el lanzamiento de «Tiger Lake» en breve, y la primera CPU de servidor basada en 10 nm «Ice Lake», que sigue planificada para finales de este año. En la segunda mitad de 2021, Intel espera entregar una nueva línea de CPU de escritorio (con el nombre en código «Alder Lke»), que incluirá su primera CPU de escritorio basada en 10 nm y una nueva CPU de servidor basada en 10 nm (con nombre en código «Sapphire Rapids«).

Hasta aquí todo bien, incluso adelanta los planes de lanzamiento de sus próximas CPU basadas en 10 nm.

El problema llega más tarde:

The company’s 7nm-based CPU product timing is shifting approximately six months relative to prior expectations. The primary driver is the yield of Intel’s 7nm process, which based on recent data, is now trending approximately twelve months behind the company’s internal target.

La sincronización de los productos de CPU basados ​​en 7 nm de la compañía está cambiando aproximadamente seis meses en relación con las expectativas anteriores. El principal impulsor es el rendimiento del proceso de 7 nm de Intel, que según datos recientes, ahora tiene una tendencia de aproximadamente doce meses por detrás del objetivo interno de la compañía

El mercado ha reaccionado negativamente a los informes financieros de Intel y las acciones registraron una disminución de alrededor del 9 por ciento principalmente debido a un retraso en la introducción de productos de 7 nm.

Intel se ha beneficiado de la mejora de la demanda de PC, lo que es un buen augurio y de hecho se ha llegado a afirmar que el envío de Intel de CPU para PC creció un 7 por ciento en el primer semestre de 2020, superando la producción real de PC en 500 puntos básicos (5 por ciento) durante dicho periodo de tiempo. Según los analistas, este ritmo de reposición de canales indicó fuertes vientos de cola para el tercer trimestre. Si bien señaló que las expectativas consensuadas para las métricas de Intel relacionadas con la segunda mitad del año eran «demasiado conservadoras» debido a la transición de Apple que conlleva un «viento de frente modesto» para el gigante de los semiconductores.

Debemos tener en cuenta que el gigante de los semiconductores aún obtiene alrededor del 50 por ciento de sus ingresos totales de las PC. Sin embargo, su liderazgo una vez legendario en este segmento ha estado bajo un ataque perenne últimamente por AMD cuyos procesadores EPYC están ajustando el mercado.

Es por esta razón que Intel se enfrenta a vientos en contra mucho más importantes de lo que pensamos. Como ilustración, Goldman Sachs rebajó al gigante de semiconductores el 6 de julio de ‘Neutral’ a una calificación de ‘Sell’. El banco de Wall Street también bajó el precio objetivo de las acciones de Intel a $ 54 desde una vinculación anterior a $ 65. Si bien admitió que Intel parecía «barato» en relación con la valoración de sus competidores, el analista de Goldman Toshiya Hari afirmó que Intel es «la única compañía donde pronosticamos una contracción del margen bruto en los próximos años».

Publicaciones relacionadas

JONSBO HX6210. Análisis

admin

Jonsbo V8. Análisis

admin

Los resultados del i9-13900K muestran buen rendimiento multiproceso y ligeras mejorías en juegos

admin

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Miguel Angel Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Deja un comentario