Elgato Wave:3. Análisis

Como ya muchos de vosotros sabéis, Elgato es una empresa propiedad de Corsair y ante todo se ha dado a conocer por su amplia selección de productos para streaming. Toda la infraestructura relacionada con contenido para streaming está cubierta por Elgato y por el catálogo de productos del que dispone. Desde capturadoras de video en la que ya es uno de los líderes a nivel mundial y hasta sistemas de iluminación como el Key Light Air se han especializado en este tipo de productos como empresa que forma parte del conglomerado que ha formado Corsair a su alrededor.

Además, como parte del marketing de empresa, lleva desde enero de este mismo año anunciándonos los proyectos que iba a sacar a lo largo de este año y uno de ellos fue, por supuesto, “Project Wave” en el que nos anunciaba una nueva línea de micrófonos para creadores de contenido de los cuales ha sacado dos modelos. Uno es Elgato Wave:1 y el tope de gama que es Elgato Wave:3 objeto de este análisis.

Estamos ante un micrófono USB cuya tecnología ha sido diseñada por Elgato en colaboración con la Empresa Austriaca Lewitt. Lewitt es una empresa que está especializada en sistemas de audio para estudio profesional y grabación de sonido en vivo y Elgato ha utilizado la experiencia de ésta y la suya propia en productos de streaming para crear este nuevo micrófono.

En este análisis vamos a intentar conocer a fondo el micrófono y el software que le acompaña “Wave Link” para poder utilizarlo y configurarlo a nuestro gusto.

Elgato Wave:3. Especificaciones y características

Las especificaciones las vamos a obtener directamente de la propia web del fabricante

Debajo del propio micrófono Elgato Wave:3 hay un micrófono de condensador electret de 17 mm que a su vez está protegido por un filtro pop de varias capas.

Por lo tanto, estamos ante un micrófono de condensador en oposición a los micrófonos dinámicos. Es un tipo de micrófono que se ve más en los estudios de grabación y tiene una respuesta de frecuencia más amplia. Además ofrece mayor sensibilidad en la salida de la señal y menos ruido en comparación con los dinámicos.

El ADC (conversor de analógico a digital) nos ofrece una resolución de grabación de 24 bits / 96 KHz. Esta resolución es más que suficiente si tenemos en cuenta que lo que más se usa en una transmisión son los 48 KHz que nos ofrece el hermano pequeño del Wave:3, el Wave:1.

Otra característica que ofrece Elgato Wave:3 es su tecnología Clipguard. La tecnología antidistorsión Clipguard se encarga de minimizar las ondas de sonido que llegan saturadas al PC como consecuencia de utilizar niveles de volumen demasiado altos o cuando nos encontramos demasiado cerca del micrófono. De esta forma no es necesario controlar los niveles cuando estemos grabando y el proceso se hace automático. Todo esto se consigue a través de un canal de audio paralelo que ha montado Elgato en su Wave:3 y a través del cual se va dicha distorsión.

Otra de las características más importantes de Elgato Wave:3 es su compatibilidad nativa con los demás productos de la misma marca. Sin duda Elgato Wave:3 y Elgato Stream Deck hacen un magnífico equipo si tenemos en cuenta que con éste último podrás configurar todo tipo de controles para cada canal de forma completamente individual. Es decir Stream Deck puede hacer perfectamente como una versión tangible del propio Wave Link, facilitando enormemente el trabajo del usuario sin tener que manipular físicamente el micrófono.

Análisis Externo – El embalaje

La caja que contiene el micrófono es del tipo cofre. Está muy bien diseñada y decorada con imágenes del micrófono y apuntando las características más importantes de esta nueva creación de Elgato. Por supuesto el color de fondo no podía ser otro que el que identifica a la propia marca. En la parte frontal una imagen a tres cuartos del propio micrófono y en la parte posterior las características de las que os hemos hablado.

Elgato Wave:3. Contenido

El contenido del paquete es bastante espartano aunque no por ello se olvidan de algunos detalles que son importantes y que en algunos casos, otros fabricantes omiten.

Tal es el caso del adaptador que incorpora el fabricante para poder utilizar el micrófono con un brazo en lugar de con su soporte habitual. Aparte el propio micrófono viene con su soporte de mesa, fabricado en metal, y el cable USB de tipo C. El cables USB-C es de 2,5 metros de longitud y es bastante flexible. Por longitud y flexibilidad es idóneo para poder utilizar el micrófono con un brazo en lugar de su soporte de mesa.

Mención aparte recibe el soporte de mesa que, como hemos dicho, está fabricado en metal y pesa más de 300 gramos (de hecho pesa más que el propio micrófono). Sin duda puede parecer incomodo pero esto se convierte en una gran ventaja cuando lo que necesitamos es poder asentar de forma estable el micrófono si lo utilizamos con su soporte. En cualquier caso, es cierto que un creador de medios de Youtube, Twitch o cualquier plataforma similar trabaja directamente con un brazo, que suele ser lo ideal.

Elgato Wave:3. Aspecto externo

El propio micrófono en su conjunto pesa 280 gramos y en términos generales tienen una estética bastante agradable y esbelta. En color negro tiene algunas reminiscencias con los antiguos micrófonos de los años 70-80 y no se caracteriza precisamente por formas agresivas y muchas luces. Más bien al contrario es bastante sobrio, con formas redondeadas y bastante sencillo en cuanto a la iluminación.

En cuanto a tamaño es bastante compacto y en comparación con otros micrófonos profesionales de la competencia bastante liviano. Esto puede parecer una desventaja pues en el mundo del audio el peso se suele identificar con calidad; pero desde el punto de vista de la portabilidad es una gran ventaja. Sin duda, poder llevar el micrófono contigo a todos lados y hacer tus propias transmisiones en cualquier sitio es una gran ventaja.

Volviendo a la base que Elgato nos proporciona con su Wave:3, otra de las ventajas es el acolchado de la misma. Esto hace que la propia base pueda absorber el ruido que potencialmente pueda causar la mesa donde se apoye. Además la cubierta de goma facilita que el micrófono quede bien asentado sobre la base de apoyo. Son detalles que pueden carecer de importancia a simple vista pero denotan cuándo se hace un trabajo con esmero.

Pero vamos a conocer el micrófono más en detalle.

Elgato Wave:3. Parte superior

La parte superior del micrófono es muy sencilla. El único detalle que rompe la armonía de la propia rejilla en acero del micrófono es el propio logo de Elgato que irrumpe en el centro de la escena con su forma circular.

En la parte superior tenemos un toque de elegancia extraordinario pero que a su vez puede ser un inconveniete. Nos encontramos con un botón capacitivo para poder hacer mute con el micrófo. Sin duda el sistema es muy elegante y a la vez permite silenciar el micrófono rápidamente y sin apenas contacto pero, desde el punto de vista negativo, puedes apagar el micrófono durante una grabación de manera inconsciente; primero por lo sencillo que es activarlo y segundo porque la colocación en la parte superior no es la mejor al estar en contacto constantemente para cambiar de sitio al propio micrófono.

Al menos el propio micrófono tiene una manera muy sencilla de indicarnos si ha pasado a modo Mute. El dial se ilumina en color rojo cuando pasa a ese modo.

Elgato Wave:3. Parte inferior

La parte inferior rompe con el micrófono dividiéndolo en dos partes pues pasamos a una zona fabricada en plástico. Pero un plástico de una calidad excelente que no permite que las huellas se queden marcadas.

El dial es el gran protagonista de esta parte inferior. Es un dial con tres funciones diferentes que se podrán alternar simplemente con pulsarlo. Las tres funciones están bien diferenciadas por encima del propio dial pero ahí encontramos un importante handicap. Los pictogramas utilizados deberían iluminarse en color blanco para poder diferenciarlos perfectamente. A medida que se usa el micrófono recordaremos el orden en el que están pero al principio puede llevarnos a confusión.

De izquierda a derecha, la primera función es la del propio volumen del micrófono, la segunda es la del volumen de los auriculares que se pueden conectar en la parte posterior del micrófono mediante un jack de 3,5 mm y la tercera es el modo crossfade entre el micrófono y el propio sonido del PC. Es decir si estamos utilizando los auriculares y queremos escuchar lo que estamos diciendo en lugar del propio audio del PC moveriamos el dial hacia la izquierda, en caso contrario, si preferimos escuchar el audio del PC en lugar de lo que el propio micrófono está captando, debemos mover el dial hacia la derecha.

Los siete indicadores luminosos que tenemos por encima del dial nos sirven para ver la situación en la que nos encontramos y el nivel de ganancia que controla la señal de entrada del micrófono o el volumen que controla la señal procesada.

Elgato Wave:3. Parte posterior

Vamos a la parte posterior del micrófono. Allí encontramos la salida para auriculares de 3,5 mm con los que podremos escuchar lo que el micrófono recoge en tiempo real. Al lado el puerto USB-C para poder conectar el micrófono al PC.

Sin duda estamos ante un producto de una buena calidad y bastante sobrio estéticamente hablando.

Elgato Wave:3. El Software

El Wave Link, que es el software que utiliza Elgato Wave:3, se convierte en una caja de sorpresas cuando exploras un poco y ves las características que nos ofrece. Más allá de definir diferentes funcionalidades propias de este tipo de software como el propio volumen, la ganancia y demás, estamos ante una auténtica mesa de mezclas en la que podremos mezclar música, el audio de nuestros juegos y un sinfín de posibilidades por explorar más a fondo.

Hay hasta ocho pistas en las que podemos utilizar audio del juego, chat de voz, música, alertas e incluso varios micrófonos. Para cualquier tipo de grabación en vivo, este software es tan necesario como sencillo de usar.

Cuando hacemos la instalación de nuestro software por primera vez, debemos hacer caso a los avisos visuales que nos hace el propio software. Y para empezar debemos desenchufar el Micro del PC si ya lo teníamos enchufado. Una vez desenchufado comienza la instalación, tras la cual el propio software tarda un poco en configurar y lanzar la aplicación.

Una vez iniciada la aplicación, el software nos da la bienvenida con su pantalla de inicio.

El propio software nos recuerda estéticamente a iCUE aunque no tengan nada que ver el uno con el otro. Estamos, como hemos dicho, básicamente ante una mesa de mezclas en la que cada canal, bien sea audio de juego, música u otro, debe ir enrutado a una fuente de entrada y de salida

Dentro del propio canal del Wave:3 tenemos un control deslizante que nos permite dar mayor o menor volumen, ganacia y un control para mezclar el audio del micrófono con el sonido del PC. En general es un software sencillo pero cumple y al fin y al cabo responde con nota a lo que se le debe exigir.

Por otro lado, como buen producto de Corsair, podremos actualizar el firmware y el software de forma automática.

Elgato Wave:3. Pruebas de micrófono

Antes de comenzar con las pruebas, Elgato nos sugiere que coloquemos el micrófono a aproximadamente 20 centímetros de la boca y comencemos con un nivel de ganancia del 40%. Ponemos nuestro micrófono en el modo de ganancia y dejamos el dial en dos led blancos encendidos.

Con ello conseguimos el que, a priori, es el modo óptimo del micrófono. Una ganancia baja y la boca cerca del propio micrófono. Si notamos el audio bajo, siempre podremos aumentar nuestra ganancia pero a costa de que el micrófono se vuelva mucho más sensible y sea capaz de percibir con mayor nitidez todas las fuentes externas que nos encontremos en nuestra habitación. Si estamos en un estudio de grabación aislado, adelante, pero no todo el mundo puede disfrutar de dicho escenario.

Los resultados fueron los siguientes:

Inmediatamente hacemos una prueba de voz con el micrófono a 40 cm aumentando la ganancia del mismo a un 60%. Es difícil establecer un patrón ideal pues todo depende, como os hemos dicho, del ruido ambiente y de otros muchos factores pero en una habitación no aislada, con pequeños ruidos de fondo, para mi fue la configuración más adecuada. Aquí están los resultados con el micrófono a 40 centímetros que, por otro lado, será la distancia normal a la que tendrás el micrófono si usas el soporte para mesa.

Vamos a introducir un poco de ruido de fondo en las cuales voy a estar hablando a la vez que estoy tecleando con mi teclado Corsair Strafe RGB que, aunque bastante antiguo, me da un resultado excelente.

En este caso hemos situado la boca a 20 centímetros del micrófono y el teclado se encuentra justo al lado. Los resultados son los siguientes:

Elgato Wave:3. Conclusiones

Elgato Wave:3 es un magnífico micrófono para lo que está concebido. Al tener un patrón polar cardioide muy ajustado capta muy bien todo lo que está justo en frente y con menos intensidad lo que está a los lados llegando a perder mucha calidad con lo que no está dentro de ese rango. Por lo tanto nunca intentemos usar este micrófono, por ejemplo, para hacer una entrevista porque el fracaso está asegurado. Cuando decimos que es un buen micrófono para lo que es, hablamos de que es un excepcional micrófono para el uso individual y para aquellos que son creadores de contenidos en plataformas como Youtube, Twitch, etc… que están sentados justo enfrente del micrófono y mantienen una posición estática.

Una de las grandes cualidades de este micrófono es, además, la tecnología antidistorsión Clipguard que cumple de forma casi profesional con su cometido. Sometiendo al micrófono a diferentes tonos de voz, gritos y demás distorsiones en general, el micrófono ha respondido de forma excelente manteniendo en todo momento una calidad de la señal limpia y lejos de esas distorsiones provocadas.

En el debe comentar que este micrófono debería haber venido con un brazo articulado aunque el precio hubiera sido mayor. Este micrófono, desde mi modesto punto de vista, ganaría muchísimo en calidad. Sin duda las recomendaciones del fabricante de mantenerlo a 20 centímetros son muy sabias y si queremos cumplir con esas recomendaciones no podemos usar el micrófono si no es poniendo el cuerpo en una posición incómoda que sería insostenible si hiciéramos sesiones de muchas horas.

¿El precio? 170 euros se hace difícil de digerir para un micrófono y más aún cuando hay versiones de micrófonos en el mercado por mucho menos. Pero la calidad tiene un precio y eso es lo que nos ofrece a cambio Elgato. Un micrófono puede ser además un producto para el largo plazo y fácil de amortizar.

Publicaciones relacionadas

El Ryzen 5 5600X es el nuevo rey en single thread

admin

Ryzen 9 5950X y 5900X, 16 núcleos a 5Ghz

admin

Se filtran los consumos de “Big Navi”

admin

Deja un comentario

  • Diseño
  • Calidad del sonido
  • Calidad de los materiales
  • Precio