Análisis de la Powercolor RX 6600 Hellhound. AMD recupera el trono del 1080P.

Introducción

En el momento en el que estamos escribiendo estas líneas aún no podemos publicar ni fotos, ni vídeos ni especificaciones de la nueva RX 6600 (No XT). Todo lo que hemos tenido oportunidad de escuchar en esta web y en otras muchas son simplemente rumores y como tal, especulaciones.

Si con la RX 6700, AMD se posicionaba en el segmento del 1440P para competir con las RTX 3070 de Nvidia, la RX 6600 viene a recuperar el trono del 1080P que ya obtuvo con la RX 5600 XT y que ha perdido en manos de las RTX 3060 de Nvidia.

La Arquitectura RDNA 2

Sin duda, uno de los principales puntos de colisión entre AMD y Nvidia ha estado en el nodo de fabricación. Mientras Nvidia optó por los 8 nm de Samsung, AMD se ha mostrado fiel a TSMC y toda su producción basada en las tarjetas con arquitectura RDNA 2 han lucido los 7 nm de la fundición taiwanesa. Para muchos este hecho ha sido una de las principales ventajas competitivas de AMD aunque a un nivel tan primario es difícil encontrar características que nos hagan inclinar la balanza.

Pero si hay uno de los cambios de los que AMD puede “sacar pecho” es el de eficiencia energética. Y es que AMD ha logrado reducir a la mitad el consumo de energía de cada Compute Unit al mismo tiempo que han conseguido aumentar en un 30% su frecuencia de trabajo.

Y estas Unidades de computo son las responsables de tan magnífico resultado para la arquitectura RDNA 2. Las CU de RDNA 2 están organizadas en grupos de 2 CU duales las cuales comparten cache de instrucciones y datos incluyendo 64 SP (Stream Processors) cada una de esas CU. Además cada una de esas CU están optimizadas para un incremento de las frecuencias, nuevos tipos de precisión matemática, un nuevo hardware que permite la función Sampler Feedback y como no el importantísimo Ray Accelerator de AMD que es un componente que permite acelerar el procesador de efectos de Raytracing calculando las intersecciones de los rayos (Cada Ray Accelerator es capaz de calcular cuatro intersecciones de tipo caja por ciclo, o una intersección triangular), una implementación similar a la de los RT Cores que ya conocemos de las RTX de NVIDIA. AMD afirma que Ray Accelerator hace que el rendimiento de la intersección sea hasta diez veces más rápido que si se ejecutara con compute shaders.

La Radeon RX 6600 está basada en la GPU Navi 23 de AMD y comparte GPU con su hermana mayor la RX 6600 XT. Está fabricada, como hemos dicho antes, en el proceso de producción de 7 nm de TSMC y tiene un tamaño de die o matriz de 237 mm² y un recuento de 11.060 millones de transistores. Pero volviendo a Navi 23, lo que realmente le diferencia de Navi 10 es Infinity Fabric, esa arquitectura de interconexión que mantiene unidos a todos sus componentes y es la tecnología de interconexión que utiliza AMD para sus procesadores Zen. La parte más importante de Infinity Fabric es Infinity Cache que es el verdadero ingrediente secreto que AMD utiliza para resolver el problema de ancho de banda en sus tarjetas gráficas.

Si miramos la configuración de memoria de la nueva RX 6600 de AMD podemos ver que, en términos de especificaciones, es bastante pobre en relación con las RTX 3060 de Nvidia. Tengamos en cuenta que tan solo contará con un ancho de banda de 128 bits y una memoria GDDR6 de 14 Gbps que funciona con un ancho de banda sin procesar de 256 GB/sg.

Para solucionar este problema de Ancho de banda que lastraba a sus GPU, AMD se fijó en los procesadores EPYC de la arquitectura Zen y simplemente llevó esa idea a sus GPU.

Una gran parte del área de la matriz de silicio Navi 23 ahora contiene lo que AMD llama “Infinite Cache”, que en realidad es solo una nueva caché L3 que tiene un tamaño de 96 MB y que se comunica con los cuatro motores de sombreado de la GPU a través de una interfaz de 1024 bits. Esta caché tiene un ancho de banda impresionante de 1,5 TB/s y puede ser utilizada como victim caché por las cachés L2 de 4 MB de los dos motores de sombreado.

La idea es reducir, simplemente, la cantidad de veces que se recurre a la memoria VRAM para obtener un dato. Para ello, AMD introduce una nueva cache de nivel 3 que evita que se tenga que viajar a la memoria VRAM que, como bien sabemos, se encuentra fuera de la propia GPU.

Gracias a esta memoria caché L3 además se obtienen un beneficio suplementario, que es el del menor consumo energético, pues la GPU tiene que acceder menos a la memoria VRAM y esa es, sin duda, una de las ventajas que implementa AMD; recurrir muchas menos veces que Nvidia a esa memoria VRAM GDDR6X que es una auténtica bestia del consumo energético.

En cuanto a sus especificaciones principales, la tarjeta gráfica AMD Radeon RX 6600 está basada en la GPU Navi 23 XL, que contará con 28 CU y 1792 SP. La tarjeta también tendrá 32 MB de Infinity Cache y contará con una capacidad de memoria GDDR6 de hasta 8 GB que se ejecutará en una interfaz de bus de 128 bits de ancho de banda. Los relojes centrales se mantendrán en 2044 MHz y un boost de 2491 MHz, lo que debería producir alrededor de 9 TFLOP de rendimiento de cómputo. Las velocidades se mantendrán en 16 Gbps, lo que llevará el ancho de banda total a 256 GB/s.

Volviendo a unas líneas más arriba, uno de los principales logros que ha introducido la arquitectura RDNA 2 es, sin duda, la eficiencia energética que la obtiene gracias a su “jugada maestra” basada en Infinitiy Cache. La RX 6600 no es menos y según fuentes del propio AMD la mejora por vatio con respecto a su principal competidora, la RTX 3060 es de en torno a 1,3 veces de media con juegos triple A y en resoluciones a 1080p.

En cuanto al rendimiento, la RX 6600 debería estar a la par con respecto a la RTX 3060 de Nvidia a pesar de que esta última goza de un tamaño de VRAM más alto que podría dar una ventaja competitiva en juegos de alta resolución.

AMD se ha encargado de hacer una comparativa de rendimiento entre la RX 6600 contra la antigua RTX 2060 (que en su momento compitió con la RX 5600 XT) y contra la RTX 3060. Esta claro que, sin dudar de los resultados obtenidos por AMD, los títulos usados por el equipo rojo son juegos que siempre han estado bajo la órbita de AMD y son juegos que están especialmente programados para dar un mayor rendimiento sobre las tarjetas AMD. Más tarde, y durante el análisis de la nueva RX 6600 Hellhound de Powercolor tendremos tiempo de conocer más en detalle los datos que arrojan ambas tarjetas gráficas.

Como todas las tarjetas basadas en la arquitectura RDNA 2, AMD saca partido de su tecnología FidelityFX Super Resolution. No vamos a hablaros de dicha tecnología de la que hemos tenido oportunidad de hablar hasta la saciedad de la misma en diferentes artículos.

FidelityFX Super Resolution viene a ser la contrapartida de DLSS en Nvidia que consiste en un kit de herramientas de calidad de imagen de código abierto, que se compone de nueve soluciones diferentes que los desarrolladores pueden implementar en juegos que están optimizados para las arquitecturas AMD RDNA y AMD RDNA 2, ofreciendo una mayor calidad de imagen con una disminución de rendimiento mínima.

Por supuesto todos los principales ensambladores se han ocupado de tener sus tarjetas gráficas personalizadas basadas en la nueva RX 6600 que estarán disponibles en el momento en el que estéis leyendo este análisis el día 13 de octubre.

En particular, desde hardwarealdia.com hemos tenido acceso a uno de los modelos emblemáticos de Powercolor y comenzamos el análisis de la nueva RX 6600 Hellhound de Powercolor.

Powercolor Radeon RX 6600 Hellhound. Análisis Externo

El embalaje

La powercolor RX 6600 Hellhound se presenta dentro de una caja de cartón pequeña destacando, como no puede ser de otra manera, al propio animal mitológico justo en medio de la parte frontal. En la parte inferior izquierda Powercolor nos dice la resolución recomendada, la memoria y la generación de PCI express.

En la parte posterior tenemos acceso a algunos detalles como el sistema de disipación, las características principales y los requisitos mínimos del sistema necesarios.

Si levantamos la tapa ya accedemos directamente a la tarjeta gráfica. El tamaño, comparado con las GPU 6700, 6800 y 6900 que hemos tenido oportunidad de probar, es muy pequeño. La tarjeta gráfica viene enfundada dentro de una bolsa antiestática típica para este tipo de productos.

Además, otra cosa que echamos en falta, es la falta de accesorios, cables o ragalos promocionales que Powercolor incluye en sus tarjetas de gama alta que fabrica bajo el modelo Red Devil.

Aspecto externo

Lo primero que destaca de la RX 6600 Hellhound es su tamaño bastante pequeño ideal para cualquier tipo de caja.

En la parte frontal podemos apreciar los dos grandes ventiladores de 100 mm con las aspas semitransparentes para permitir la iluminación LED de las mismas. Los dos ventiladores ocupan casi por completo toda la parte frontal y Powercolor aprovecha por completo el espacio reducido que esta tarjeta deja. Justo en el centro de ambos ventiladores tenemos en uno el logo de Hellhound y en el otro el propio logo de Powercolor.

Como podemos apreciar en la foto posterior, la cubierta es de plástico pero Powercolor incluye, en la parte posterior, un disipador de aluminio que también cubre toda la parte posterior de la tarjeta. Con dicho disipador consigue la doble función de proteger el PCB y conferirle al mismo una óptima refrigeración.

En la parte inferior podemos apreciar los huecos que deja para que el PCB pueda “respirar”. Además se pueden observar los cuatro tornillos del área de la GPU así como dos tornillos extra para poder extraer por completo el disipador. Uno de los tornillos que anclan el disipador a la GPU viene con una etiqueta de plástico con el texto “Warranty void if removed” para evitar que el usuario desmonte la misma.

En la parte superior izquierda del disipador tenemos la etiqueta con el Part Number de la gráfica y a la derecha tenemos el logo de Hellhound que luego veremos como luce espectacular.

Si hacemos una vista lateral de la propia tarjeta podemos ver, bajo la cubierta de plástico los tres heatpipes que Powercolor ha optado por incorporar en su disipador para refrigerar la GPU.

La alimentación se realiza a través de un único conector de 8 pines

Si os fijáis en la foto de arriba, justo al lado del conector de alimentación, Powercolor pone a disposición del usuario un interruptor LED para poder deshabilitar la iluminación. No a todo el mundo tiene por qué gustarle la iluminación LED de nuestro hardware.

En cuanto a las salidas de video, la Powercolor RX 6600 Hellhound cuenta con 2 salidas DisplayPort 1.4 y una HDMI 2.1

Aspecto interno. El PCB

Como os habíamos dicho anteriormente, acceder al PCB de la tarjeta gráfica es sumamente sencillo en comparación con los innumerables tornillos que hay que quitar para desmontar las anteriores 6800 XT y 6700 XT Red Devil que hemos analizado.

Para este caso tan solo tenemos que quitar los cuatro tornillos de la zona de la GPU y los dos de la zona del VRM

Powercolor utiliza un diseño de 5 fases con el VRM de la GPU controlado por el ya conocido international rectifier IR35217. Los MOSFETS, controlados por el IR35217, son del tipo DrMOS 302155 (R15) de ON Semiconductor. Junto a ellas la fase para el GDDR con un MOSFET 30245 (R33)

Para el voltaje de la memoria utiliza dos fases controladas por un NCP81022 también de ON Semiconductor que controla dos MOSFETS del tipo DrMOS 302045

Los chips de memoria GDDR6 están fabricados por SK Hynix estando especificados para trabajar a 14 GBps

Para el final os dejamos la GPU que está fabricado en el nodo de producción de 7 nm de TSMC y que ocupa un área de 237 mm² y con 11 millones de transistores.

La parte posterior de la placa está bastante despoblada y en ella tan solo cabe destacar el chip de la BIOS que podéis ver a continuación. Recordaros que la RX 6600 Hellhound tan solo dispone de una BIOS en contra de su hermana mayor la RX 6600 XT que dispone de dos.

Pasamos a analizar el disipador que también se puede desmontar de manera sencilla después de quitar unos cuantos tornillos.

Como hemos dicho más arriba estamos ante un disipador en disposición horizontal que cubre toda la zona y que es recorrido por tres heatpipes de 6 mm hechos de cobre niquelado y que son los encargados de transmitir el calor generado por la GPU y el VRM a través de las aletas de aluminio del propio disipador.

Powercolor Radeon RX 6600 Hellhound. Las pruebas

El hardware utilizado para realizar los tests es el siguiente:

  • Placa Base Gigabyte Aorus X570 Extreme
  • Procesador AMD Ryzen 9 5900X
  • Fuente de alimentación EVGA Supernova 1300G2 de 1300 W
  • Refrigeración líquida AIO Corsair H115i Platinum
  • Memorias 4 x 8 GB G.Skill Trident Z 3200 Mhz
  • Tarjeta Gráfica Powercolor Radeon RX 6600 Hellhound
  • Disco Gigabyte Aorus NVMe Gen 4 1 TB

Los juegos elegidos para las pruebas han sido los siguientes:

  • The Witcher 3 (REDengine 3 / CDProjekt )
  • Far Cry 5 (Dunia Engine / Ubisoft Montreal)
  • Metro Exodus (4A Engine / 4A Games)
  • Shadow of the Tomb Raider (Crystal Engine / Eidos Montreal)
  • Gears 5 (Unreal Engine 4 / The Coalition)
  • Red Dead Redemption 2 (RAGE Engine / Rockstar Games)
  • Doom Eternal (Id Tech 7 Engine / Id Software)
  • Civilization VI (SS Engine / Firaxis Games)
  • Battlefield V (Frostbite 3 / DICE)
  • Death Stranding (Decima / Kojima Productions)
  • Assassin´s Creed Odyssey (AnvilNext 2.0 / Ubisoft Quebec)

Antes de pasar a las pruebas definitivas os dejamos un pantallazo de GPU-Z para que podáis conocer a través de este completo programa, todas las especificaciones de la RX 6600 Hellhound.

Las primeras pruebas realizadas han sido los Benchmark ya conocidos por todos de 3DMARK. Los resultados fueron los siguientes.

En primer lugar os dejamos un pantallazo de los datos que se obtuvieron del propio sistema. En él podréis comprobar la versión de 3DMark utilizada.

Fire Strike

Fire Strike Extreme

Fire Strike Ultra

Time Spy (DirectX 12)

Time Spy Extreme (DirectX 12)

Port Royal (Ray tracing)

Pruebas con juegos

The Witcher 3

1080P

1440P

4K

Far Cry 5

1080P

1440P

4K

Metro Exodus

1080P

1440P

4K

Shadow of the Tomb Raider

1080P

1440P

4K

Gears 5

1080P

1440P

4K

Red Dead Redemption 2

1080P

1440P

4K

Doom Eternal

1080P

1440P

4K

Civilization VI

1080P

1440P

4K

Battlefield V

1080P

1440P

4K

Death Stranding

1080P

1440P

4K

Assassin´s Creed Odyssey

1080P

1440P

4K

Excepto en contadas ocasiones, los resultados son completamente predecibles y la RX 6600 pelea con la RTX 3060 por llevarse el trono del 1080P. Aún así, la RX 6600 arroja resultados en 1440P muy jugables excepto en contadas ocasiones y en 4K ya se empieza a notar cierta deficiencia.

La Powercolor RX 6600 Heelhound nos arroja unos resultados casi calcados a la EVGA RTX 3060 que tuvimos oportunidad de probar y es que si la media de fps en los juegos que hemos probado es de 116, 90 y 51 fps para las resoluciones de 1080P, 1440P y 4K; para los RTX 3060 las medias han sido de 118, 91 y 53 (Debemos tener en cuenta que los resultados han sido excluyendo Ray Tracing).

Se habla de una pelea entre las reinas del 1080P, pero con los juegos con resoluciones a 1440P también se pueden considerar muy jugables.

Pasamos a hacer una pequeña evaluación a propósito de las temperaturas, manteniéndose la gráfica a 41-42 grados para navegación, visualización de videos y trabajos ordinarios. A estas temperaturas los ventiladores de la propia Powercolor RX 6600 Hellhound no se mueven, por lo que el absoluto silencio está garantizado.

Después de un tiempo jugando a los títulos de los que os hablamos, la tarjeta gráfica alcanzaba temperaturas máximas de 75-77 grados (en su hotspot) y a esas temperaturas el ventilador giraba a bajas revoluciones. La temperatura media en full después de un tiempo jugando nunca superaba los 69-70 grados.

Ante estas perspectivas, la tarjeta gráfica se mantiene inaudible mientras realizamos trabajos del día a día y el ventilador empieza a girar cuando entramos en sesiones de juegos exigentes. Pero en esas circunstancias, el audio del juego se solapa con el ruido de los ventiladores y para este caso tampoco es especialmente molesto el ruido de los ventiladores.

Powercolor Radeon RX 6600 Hellhound. Conclusión

Nuevamente AMD ha sabido colocarse de una forma exitosa en los diferentes segmentos de mercado. Y cuidado, que tratamos de un mercado que copa casi el 80% del público gaming que juega a resoluciones 1080P y 1440P. Es aquí donde compite directamente con Nvidia y con su RTX 3060.

Si en términos de rendimiento la RX 6600 compite con la RTX 3060 cabría pensar que lo que haga decantarse a un usuario sobre una tarjeta u otra sería el precio recomendado pero, incluso aquí, la diferencia de precios es muy ajustada. Nos comunican del gabinete de prensa de AMD en España que el precio recomendado de la RX 6600 es de 329 USD. Pues bien, el precio recomendado de la RTX 3060 es de 335 USD.

Ahora bien, en los momentos convulsos en los que vivimos, como actúen los minoristas va a ser determinante y es que ahora estamos en una época en el que el MSRP y el precio de minorista están viviendo una brecha demasiado grande. Consecuencia de la pandemia y de la crisis de semiconductores que está en boca de todos (está azotando a sectores tan importantes como el de la automoción) se está provocando que las unidades de tarjetas gráficas que están llegando a las tiendas se hagan con cuentagotas. Si a eso le sumamos la creciente demanda que están viviendo las criptomonedas, la demanda de este tipo de hardware es cada vez más feroz.

Ante este panorama estamos viviendo circunstancias de tiendas que venden este tipo de tarjetas gráficas que cuestan menos de 350 USD a precios superiores a los 500 USD y eso con el stock limitadísimo, lo que hace que en el mercado de segunda mano se estén pegando precios superiores que los listados en tienda. Ver para creer.

Mucho nos tememos que esta situación se va a mantener hasta bien entrado 2022 así que tocará lanzarse al mercado e intentar hacerse con las pocas unidades que las tiendas vayan sacando. Si queréis conocer las tendencias de los precios de las tarjetas gráficas podéis consultar la noticia que sacábamos hace pocos días.

Ahora bien, si en algo AMD ha sabido atacar en toda la línea de flotación a Nvidia es en la eficiencia energética. No nos vamos a parar a diseccionar en esta conclusión los consumos pero ya se han escrito ríos de tinta al respecto. Y, hoy por hoy, el consumo de nuestros componentes informáticos se han convertido en otro tema muy importante a la hora de realizar nuestras compras.

¿AMD o Nvidia? en este caso, lo que el corazón os dicte.

Publicaciones relacionadas

Las RTX 40 de Nvidia para 2022 y usando el nodo de proceso de 5 nm de TSMC

admin

La Geforce RTX 3090 Ti contará con la GDDR6X más rápida de Micron

admin

Las GPU ARC Druid de cuarta generación de Intel podrían lanzarse en 2025

admin

Deja un comentario

  • Rendimiento
  • Calidad de materiales
  • Temperaturas
  • Sonoridad
  • Precio