AMD Ryzen 5900X. Análisis

Introducción

Desde noviembre AMD ya tiene en el mercado la nueva serie Ryzen 5000 si bien es cierto que por diferentes motivos, la escasez de componentes ha hecho que estos nuevos procesadores sean un bien preciado.

Uno de los grandes reclamos de la nueva serie 5000 de AMD es su cambio de arquitectura de Zen 2 a Zen 3 y por supuesto su incremento del 19% de IPC con respecto a los antiguos procesadores de escritorio basados en Matisse y Matisse Refresh.

Estos incrementos en el rendimiento tan espectaculares que AMD anuncia con el paso de las diferentes arquitecturas y evoluciones hunde poco a poco a un Intel que, hasta marzo de este año, se ha basado en su arquitectura SkyLake hasta sacarle su máximo rendimiento. No en vano Intel sigue insistiendo en que no tiene rival en el apartado de los juegos y esa afirmación sigue siendo la principal razón por los que los amantes del gigante azul siguen poniendo toda su confianza en el fabricante de Santa Clara. Está claro que el rendimiento en juego se mide de forma casi exclusiva en el rendimiento mono núcleo y ahí es cierto que ambos fabricantes se encuentrasn bastante a la par.

¿Pero qué ocurre cuando vampos a aplicaciones multi proceso? el panorama es completamente diferente, el Ryzen 9 5900X disipa todas las dudas con sus 12 núcleos y 24 procesos gracias a su proceso de fabricación de 7 nm de TSMC que, aunque es el mismo proceso de fabricación de Zen 2, introduce diferentes mejoras de las que hablaremos más adelante.

La arquitectura Zen 3 de AMD

Zen 3 ha superado a la anterior arquitectura Zen 2 en muchos aspectos pero sin duda ha sido su principal reclamo, como hemos dicho anterioremtne, el aumento en el IPC de casi un 20%.

Empezando por uno de los principales cambios de Zen 3 con respecto a Zen 2 es el sistema de predicción de subprocesos del propio procesador. El “branch predictor” es esa parte del procesador encargada de adivinar cual es el resultado más probable a la hora de realizar un cálculo antes de su cálculo definitivo y se encarga de ejecutar el resultado que es más probable con el fin de no tener que estar ejecutando constantemente las instrucciones if-then-else que ralentizarían sobremanera al procesador. Este nuevo branch predictor utilizado con Zen 3 se ha mejorado siendo mucho más preciso en sus predicciones y siendo más rápido en la recupración si alguna de sus predicciones resulta ser erronea.

Además se han realizado mejoras en la cache de operaciones aumentando las operaciones por cada ciclo gracias a un cambio entre la cache de operaciones y la cache de instrucciones infinitamente más rápido.

El “Execution Engine” que se encarga de combinar y ejecutar las unidades de ejecución de números enteros y de coma flotante presenta importantes mejoras con respecto a Zen 2. Se han ampliado las colas de problemas INT y FP asegurando que cada vez haya menos unidades inactivas incremenando la eficiencia de ese motor de ejecución.

Además, AMD ha trabajado para minimizar las latencias en cada etapa del “Execution Engine” INT y amplió sus estructuras clave, incluido el programador de enteros (96 entradas frente a 92 de “Zen 2”), el archivo de registro físico (192 frente a 180 de “Zen 2” ) y 10 números por ciclo, frente a 7 en “Zen 2”. El ancho de banda del Data Picker se ha incrementado significativamente a pesar de existir el mismo número de ALU. El “Execution Engine” FP presenta las mismas FPU de 256 bits, pero tiene mejoras de latencia y ancho de banda en todos los ámbitos, un FMAC de 4 ciclos más rápido y un programador más grande. 

Si damos un vistazo a la seguridad en Zen 3 podemos resumir en que AMD ha agregado dos nuevas instrucciones ISA; MPK y soporte AVX2 para AES/APCMULQDQ. Además AMD ha introducido CET (Control-Flow Enforcement Technology) mejorando la seguridad del núcleo de la CPU. Pero si algo debemos seguir echando en falta con AMD y su Zen 3 es la ausencia de las instrucciones AVX-512 en las que, todo hay que decirlo, Intel está muy por delante de AMD.

Los Ryzen 5000 contarán con un total de 24 carriles PCIe Gen4 de los cuales cuatro de ellos se van a utilizar exclusivamente para la conexión del chipset con la placa base por lo que en realidad, a disposición del usuario, habrá 20 carriles. 16 de esos 20 carriles están pensados para ser utilizados por las tarjetas gráficas y los cuatro restantes estarían diseñados para los sistemas de almacenamiento PCIe 4.0 NVMe.

Además de los carriles PCIe, AMD ha integrado compatibilidad con USB 3.2 Gen 2 en sus CPU Vermeer lo que significa que se obtienen 4 puertos USB de 10 Gbps.

Cambios en el modelo de los Chiplets

Matisee y Vermeer se basan en el mismo modelo de Chiplets por el cual el procesador se divide en partes más pequeñas llamadas Chiplets que rompen con el modelo monolítico de los antiguos procesadores por el cual todos los componentes del procesador están en una “misma capa”. El porqué AMD sigue con ese modelo de chiplets es muy sencillo y es porque gracias a esta evolución, AMD ha conseguido optimizar sobremanera la fabricación de sus procesadores sobre el nodo de fabricación de 7 nm.

Con este modelo AMD consigue separar los núcleos de la CPU que sí se han visto beneficiados en el proceso de 7 nm (en uno o dos CCD o CPU Core Die) de los demás componentes de la matriz que continúan bajo el proceso de fabricación de 12 nm (en el cIOD o Client IO Die).

Los núcleos de AMD se construyen en pequeños die o troqueles con 8 núcleos cada uno rompiendo con la distribución de dos grupos de cuatro núcleos que existía con Zen 2 y a los cuales llamaba CCX o CPU Core Complexes.

Gracias a este cambio, ahora los 8 núcleos que ocupan un solo CCX comparten la misma caché L3 y por tanto cada nucleo del CCD tiene acceso completo a los 32 MB de Caché L3 con lo que los subprocesos mejoran su rendimiento exponencialmente. Y aquí es donde podemos ver las diferencias entre los diferentes Ryzen de la serie 5000. Los Ryzen 5 cuentan con un CCD de 8 núcleos en el cual dos de los núcleos están deshabilitados (6 núcleos), Los Ryzen 7 cuentan con un CCD de 8 núcleos completo (8 núcleos) y los Ryzen 9 cuentan con dos CCD de 8 núcleos en los cuales el Ryzen 5900, objeto de este análisis) tiene dos núcleos deshabilitados en cada CCD (12 núcleos) y el 5950X tiene los 16 núcleos totalmente operativos. El cIOD es exactamente el mismo para todos los Ryzen de la serie 5000, es más, es el mismo cIOD de los procesador de la serie 3000 con nombre en código Matisse.

Consumo de energía en los Ryzen 5000 y expectativas de temperatura

Los nuevos Ryzen de la serie 5000 de AMD ya no se basan en los cálculos del propio Sistema operativo para calcular el consumo energético por lo que ya lo hacen de forma independiente en función de su propia carga de procesamiento. Zen 3 funciona con voltajes que van desde los 0,2 V hasta los 1,5 V en funcionamiento normal y utilizan el mismo algoritmo Precision Boost 2 de los Zen 2 de la serie 3000.

Todo lo relacionado con el CPU clock speed boost, ajustes de voltaje y los cambios de suspensión controlados por el propio reloj (Clock-gated sleep) se producen en una escala de tiempo de tan solo 1 ms frente a los 15 ms dictados por el propio Sistema Operativo.

En cuanto a las temperaturas, AMD ha establecido una guía de temperaturas que se basa en el sistema de disipación del procesador. Así establece cuatro escenarios diferentes:

Overclocking en los Ryzen 5000

Todos los procesadores de la serie Ryzen vienen con el multiplicador desbloqueado por lo que el overclock debería resultar relativamente sencillo en función de la lotería del silicio que nos haya tocado.

Pero donde realmente ha dado un paso de gigante AMD es en lo referente al overclocking de memorias. La relación de velocidad entre los tres relojes siguientes es de 1:1:1.

  • MCLK (memory clock)
  • UCLK (Unified Memory Controller Clock)
  • FCLK (Fabric clock)

es decir, dependiendo de la memoria RAM los demás buses se van a sincronizar siempre a la misma frecuencia. Con Zen 2 la situación era diferente pues la relación se establecía en 1:2. El ejemplo en la dispositiva de abajo es muy claro. Si tenemos unas memorias DDR4 a 3600 Mhz (cuya velocidad real es de 1800 Mhz) tanto el FCLK como el UCLK y el MCLK se van a 1800 Mhz con lo que la velocidad de la memoria tienen un impacto enorme en el sistema pues es la velocidad a la que se intercanectará Infinity Fabric.

¿Podrían superar los Ryzen 5000 la barrera de los 5Ghz? Sin la menor duda. El boost clock del 5950X sin ir más lejos es de 4900 Mhz. y entonces ¿Porqué no lo hacen? El Ryzen 5950X estaría en condiciones de llegar con un poco más de margen y si no lo hacen es por el hecho de que AMD ha decidido que sea Zen 3 y no un procesador el que se lleve el foco de atención del público de los nuevos Ryzen 5000. Los records en frecuencia ha decidido dejárselos AMD a Intel en pro de explotar su arquitectura y dar importancia al conjunto de chips Vermeer que no a unos pocos que llegaran a esa cifra mágica.

¿Es Ryzen 5000 compatible con todas las placas AM4?

Una de las grandes ventajas es que todos los procesadores Ryzen 5000 son compatibles con todas las placas AM4 a través de una actualización de BIOS que se debe realizar antes de “pinchar” dicho procesador.

El chipset AMD X570 se habilita PCI-Express gen 4.0 no solo desde el procesador (es decir, la ranura principal x16 PEG y una ranura M.2 NVMe), sino también carriles PCIe descendentes conectados al chipset. El chipset X570 obtiene hasta 16 carriles PCIe gen 4 del conjunto de chips, que el diseñador de la placa base puede volver a configurar como puertos SATA o USB3 y el chipset B550 le permite tener una ranura PCIe gen 4 principal x16 y una ranura M.2 NVMe, pero todos los carriles descendentes conectados al chipset son PCIe gen 3. El B550 emite ocho carriles descendentes.

Estos datos nos pueden ayudar a hacer una elección inteligente de nuestra placa a la hora de acompañar a nuestro procesador y creedme que el ahorro puede ser grande. Si vamos a usar un solo NVMe PcCIe Gen 4 lo recomendable es una B550 y si no vamos a hacer uso de ninguna manera de PCIe Gen4 podemos usar B450 o X470 con los nuevos Ryzen 5000 y solo nos vayamos a X570 si en realidad vamos a usar 2 o más unidades NVMe PCIe Gen 4.

AMD Ryzen 9 5900X. Especificaciones

Las propias especificaciones las podemos obtener de la web de AMD

  • Arquitectura: Zen 3
  • Número de núcleos / hilos: 12 / 24
  • Base clock: 3,7 GHz
  • Boost clock: 4,8 GHz
  • Caché L2: 6 MB
  • Caché L3: 64 MB
  • Multiplicador: desbloqueado
  • Fabricación: TSMC 7nm FinFet
  • Socket: AM4
  • Version PCIe: PCIe 4.0
  • TDP: 105 W
  • Temperatura máxima: 90ºC
  • Tipo de memoria: DDR4 dual channel hasta 3200 MHz

AMD Ryzen 9 5900X. Aspecto Externo

Todos los procesadores de la serie 5000 de AMD vienen en la misma caja. Una caja de cartón bastante grande aunque también bastante pobre.

Si os fijáis en la foto de más abajo, el embale de la izquierda es el del Ryzen 3900X que vamos a comparar en la prueba y las dos cajas de la derecha son las del Ryzen 5800X y del objeto de nuestra review, el Ryzen 5900X. Las diferencias son evidentes. Los antiguos Matisse venían en cajas mucho más fuertes y preparadas para soportar golpes.

El procesador es exactamente el mismo que el de sus anteriores versiones. El IHS soldado ocupa toda la parte frontal del procesador y el micro sigue manteniendo la configuración de 1331 pines en un diseño micro-PGA (Pin Grid Array). Por cierto, para los amantes de la información este procesador pasa por muchos paises, fabricándose el Chiplet en Taiwán, la matriz de E/S en Estados Unidos y el ensamblaje final se hace en China.

Los procesadores de la serie 5000 no llevan procesador por lo que ha de ser adquirido aparte aunque, como bien sabéis, mantener la compatibilidad con el socket AM4 ya hace que el mercado esté inundado de disipadores de todo tipo compatibles con estos procesadores.

AMD Ryzen 5900X. Las pruebas

Para analizar al nuevo Ryzen 5900X hemos optado por realizar las pruebas con su predecesor en Zen 2, que es el Ryzen 3900X y el procesador que está justo por detrás del nuevo Ryzen 5900X que no es otro que el Ryzen 5800X.

No soy partidario de hacer comparativos con un gran número de procesadores si no puedo compararlos con el mismo hardware como se ha hecho en este caso.

Para las pruebas del Ryzen 5900X y sus otros dos competidores se ha utilizado exactamente la misma configuración de hardware en las mismas condiciones pues todas las pruebas se han realizado el mismo día.

El hardware utilizado ha sido el siguiente:

  • Placa base Aorus X570 Extreme
  • Memoria RAM 4 x 8 Ghz G.Skill Trident 3200 Mhz
  • Tarjeta gráfica Radeon Power Color RX 6900XT Red Devil
  • Disco M.2 Aorus Nvme Gen 4 1TB

Ryzen 5900X. CPU-Z

Lo primero, como es habitual en estos casos, vamos a sacar una pantalla de CPU-Z para poder conocer las especificaciones de nuestro Ryzen 5900X y el hardware que acompaña al procesador.

Pruebas sintéticas

Para muchos, las dos principales pruebas de benchmarking de un procesador son Super Pi y wPrime. Mientras que Super Pi mide el rendimiento de un procesador pero es válido solo para medir el rendimiento de un solo subproceso, wPrime intenta sacar partido de todos los núcleos y subprocesos de un procesador.

Los resultados en ambos casos han sido los siguientes:

Super Pi 32M (menos es mejor)

wPrime 32M (menos es mejor)

wPrime 1024M (menos es mejor)

En ambos casos las conclusiones son muy claras y predecibles. En el caso de Super Pi en el cual solo se tiene en cuenta un subproceso, los dos Ryzen de la serie 5000 son muy superiores al Ryzen de la serie 3000. No en vano las ganacias de IPC entre Vermeer y Matisse se estimaban en torno a un 19%.

En el caso de wPrime la tendencia cambia pues aquí sí se tienen en cuentas todos los núcleos del procesador. No olvidemos que tanto el 3900X como el 5900X tienen doce núcleos y 24 subprocesos y el Ryzen 5800X compite en desventaja en relación con los otros dos procesadores pues tan solo dispone de 8 núcleos y 16 subprocesos.

CPU-Z Benchmark

CPU-Z Benchmark mide la potencia bruta del procesador tanto desde el punto de vista mono núcleo como desde el punto de vista multi núcleo.

Es muy importante realizar las pruebas sobre la misma versión de CPU-Z pues con las diferentes actualizaciones se han podido observar diferencias de rendimiento en las puntuaciones muy grandes cogiendo un mismo procesador.

En las comparaciones de arriba podéis apreciar los resultados con un solo núcleo, y las comparaciones con procesadores de 24 y 20 hilos.

Los resultados con los tres procesadores (3900X, 5800X y 5900X)

Resultados totalmente previsibles. En mono núcleo el resultados de los dos procesadores de Zen 3 es exactamente el mismo y la arquitectura tiene una influencia muy importante entre Zen 3 y Zen 2 con ese 19% de mejora en el IPC, llegando a superar ambos procesadores al 3900X en un 22%.

En Multi núcleo, es obvio que el 3900X está por encima del 5800X pues hablamos de un 12 núcleos contra un 8 núcleos pero aún así la diferencia es de un 11% y entre procesadores del miosmo número de núcleos en arquitecturas diferentes volvemos a ver una diferencia de en torno al 21%.

Pruebas de memoria. Ancho de banda y latencia

Para estas pruebas, el software de referencia sin ninguna duda es AIDA64 que mide el ancho de banda y la latencia de la memoria cache del sistema.

Y estos son los resultados en comparación con los Ryzen 3900X y 5800X

Varias conclusiones. La primera es que entre Zen 3 y Zen 2 no hay prácticamente diferencias en cuanto al ancho de banda de la memoria y no podíamos esperar otra cosa si tenemos en cuenta que la matriz I/O es exactamente la misma (si recordáis más arriba decíamos que la matriz de Entrada / Salida en ambas arquitecturas era la misma matriz de 12 nm). De hecho 3600 MHz sigue siendo el punto “dulce” para AMD y sus memorias.

El rendimiento en cuanto a la latencia sí que podemos destacar mejoría de Zen 3 a Zen 2 y sin duda esta es una de las principales razones por las cuales Zen 3 mejora a la anterior arquitectura en el rendimiento en juegos en general.

Un dato muy curioso es el espectacular bajón del Ryzen 5800 X con respecto a los otros dos procesadores en el benchmark AIDA64 Memory Write y ahí se nota, sin duda, que se trata de un procesador de un solo CCD frente al doble CCD de los Ryzen 9.

Cinebench R23

Los resultados de Cinebench R23 han sido los siguientes:

Os dejamos los tres resultados (Multi Core, Single Core y MP Ratio) para que podáis comprobar las comparaciones del propio benchmark con otros procesadores.

Y estos son los resultados comparados con 5800X y 3900X

Sin duda en Cinebench R23, Zen 3 rompe con todos los records, mejorando el 5900X en la opción Multi Core a su correspondiente en Zen 2, el 3900X en un 12% y en Single Core los resultados arrojan datos similares. Ganancias del 5900X y el 5800X en aproximadamente un 12-13%.

Media Encoding. Pruebas con el codec H.264 y el codec H.265

Es una prueba que tiene una importancia vital si tenemos en cuenta que, hoy en día, todo el video que consumimos por cualquier medio físico, ya sea internet o TV, ha sido anteriormente comprimido a través de codecs como H.264 o H.265. El H.264, aunque más antiguo que el H.265, es todavía más utilizado teniendo en cuenta que todavía es apto para hardware más antiguo que todavía podemos ver en el mercado.

Para estas pruebas hemos utilizado HandBrake y el famoso vídeo “Big Buck Bunny” de la fundación Blender.

HandBrake H264 1080P30

HandBrake H264 2160P60

HandBrake H265 1080P30

HandBrake H265 2160P60

Pocas conclusiones podemos obtener de estas pruebas más allá de que, curiosamente, los núcleos no tienen la importancia que deberían en detrimento de la frecuencia. Esto nos hace pensar que a medida que incrementamos el número de núcleos y subprocesos, el procesador va demandando más la variable frecuencia sobre la variable núcleos.

En H.264, además, las diferencias son más grandes entre Zen 2 y Zen 3 que en H.265.

Compresión / Descompresión. 7-Zip y WinRAR

El 7-Zip comprime y descomprime con el método LZMA y con un tamaño en el cálculo de diccionario de 32M. Los resultados se miden en MIPS o millones de instrucciones por segundo y mediante la herramienta podemos elegir el número de subprocesos que queremos realizar con la prueba aunque, por defecto, se utiliza el máximo de subprocesos que ofrece el procesador.

WinRAR utiliza todas las ordenes de compresión / descompresión en memoria, por lo que el disco duro no tienen ninguna influencia en el test. La velocidad calculada, en KB/sg, tarda un poco pues se deben procesar los datos un tiempo para obtener datos fiables. También es cierto que, una vez dado un valor, dicho valor ya no se modifica puesto que los datos son aleatorios pero los demás parámetros se mantienen contantes.

7-ZIP (más es mejor)

Obviamente los núcleos en este tipo de pruebas son un factor diferenciador y es por ello que el Ryzen 5800X es, como cabría esperar, peor que el 3900X pero también es cierto que la arquitectura Zen 3 significa una mejora muy importante con respecto a la arquitectura Zen 2 sobre todo gracias al hecho de que cada CCX puede acceder directamente a la cache L3. No en vanos, recodemos que ahora los 8 núcleos que ocupan un solo CCX comparten la misma caché L3 y por tanto cada núcleo del CCD tiene acceso completo a los 32 MB de Caché L3 con lo que los subprocesos mejoran su rendimiento exponencialmente.

WinRAR (más es mejor)

En este caso parece que la arquitectura Zen 3 se sobrepone al número de núcleos y el Ryzen 7 5800X es casi un 20% superior al Ryzen 9 3900X. Por supuesto, cuando aplicamos la misma arquitectura y un mayor número de núcleos los datos se dejan notar hasta el punto de que el 5900X es un 20% superior al Ryzen 7 5800X lo que implica que es hasta un 40% superior al Ryzen 9 3900X.

Rendimiento con navegadores Web

Los navegadores web se han convertido hoy en día en auténticos consumidores de CPU gracias a la cada vez mayor exigencia en la ejecución de aplicaciones web dinámicas.

Google Octane realiza una serie de pruebas basadas en Javascript que nos permite recrear un escenario exigente de uso de navegadores web.

Google Octane (más es mejor)

Mozilla Kraken (menos es mejor)

Lo mismo Mozilla Kraken aunque este último mide el tiempo de ejecución de Javascript incluyendo pruebas de procesamiento de audio, algoritmos de búsqueda, filtrado de imágenes, análisis JSON y criptografía.

WebXPRT (más es mejor)

EL benchmark WebXPRT es más realista al medir aplicaciones web de uso habitual como la gestión de fotografías, gestión de medios, OCR, gráficos, productividad e incluso la oscilación de precios de acciones.

Curiosamente, el claro vencedor en estas pruebas es el Ryzen 5800X aunque con un estrechísimo margen con el 5900X. La arquitectura Zen 2 queda claramente por detrás.

AMD Ryzen 5900X. Temperaturas

Sin duda uno de los puntos fuertes de Zen 3 ha sido el tema de la temperatura en el que AMD siempre ha ido a remolque de Intel.

Para las pruebas hemos utilizado nuestro sistema de refrigeración líquida AIO Corsair H115i Platinum y nuestra temperatura ambiente es aproximadamente de 23º.

Después de una prueba de estress realizada con CPU-Z durante unos 15 minutos, los resultados han sido más que satisfactorios pues el procesador se ha mantenido en todo momento por debajo de los 70º teniendo una temperatura media de 64-67º en todos sus núcleos.

Estamos ante un procesador que con 2 núcleos y 4 hilos más que el propio Intel i9-10900K mantiene el pulso en cuanto a temperaturas, si bien es cierto que su consumo energético y sus frecuencias son menores que los de éste último.

Ryzen 9 5900X. El software: Ryzen Master

Como ya hemos dicho en algunas ocasión, todos los procesadores de la serie Ryzen 5000 llevan el multiplicador desbloqueado, por lo que son susceptibles de ser overclockeados. Para ello ternemos la herramienta Ryzen Master del propio AMD que nos sirve para poder monitorizar nuestro procesador en todo momento en cuanto a todas sus funciones principales (temperatura, frecuencias, voltaje…) y como hemos dicho, para poder usarlo como herramienta segura de OC.

En el AMD Ryzen Master tenemos dos vistas principales. Una es la vista básica, a través de la cual podremos hacer un OC automático del procesador sin complicarnos la existencia y sin la necesidad de tocar parámetros de la propia placa a través del modo Auto OC. Además en esta vista podemos ver todos los datos de temperatrura, frecuencias y voltaje de los que os hemos hablado.

Disponemos de tres modos diferentes: default que, cómo su propio nombre indica, nos da los parámetros del procesador trabajando por defecto, y los otros dos son los de OC automático y OC Manual. Con el OC manual los parámetros que vamos a poder “tocar” en la versión simple son los de frecuencia y voltaje.

Con el modo avanzado podemos centrarnos en un sistema de OC mucho más personalizado con la posibilidad de tocar todos los parámetros directamente desde el software. Además tenemos la posibilidad de guardar nuestro perfiles directamente para poder probar cual es el más idóneo a nuestras necesidades en un momento determinado.

Además en este modo también podemos trabajar con las memorias para poder obtener los parámetros óptimos a partir de los cuales nuestro procesador trabajará de manera más eficiente.

Ryzen 9 5900X. Conclusión

Y lo han vuelto a hacer. Con esta frase podríamos resumir brevemente lo que AMD ha obtenido con los Ryzen de su arquitectura Zen 3. El diseño cambia radicalmente con respecto a Zen 2 y esto hace que Lisa SU dijera con orgullo que sus nuevos Ryzen 5000 eran los mejores procesadores para juego y productividad.

Si bien es cierto que en la vertiente de juegos no los hemos podido probar pues no hemos podido disponer de un procesador como el Core i9 10900K de Intel, si es verdad que todos los medios apuntan a que los resultados son muy similares con el mérito añadido por parte de AMD que las velocidades de reloj con respecto al tope de gama de Intel son sensiblemente inferiores.

El procesador objeto de nuestro análisis es el Ryzen 9 5900X que como bien sabéis es un procesador de 12 núcleos y 24 hilos y trabaja a unas frecuencias de entre 3,7 y 4,8 GHz. Una de las principales ventajas de Ryzen 5000 es sin duda que mantiene la compatibilidad con el socket de los Ryzen 3000 anteriores por lo que no es necesario realizar un desembolso extra en placa. Además el TDP se mantiene en los 105 W por lo que hace aún más impresionante ese 19% de incremento en el IPC con respecto a su predecesor, el Ryzen 9 3900X solo con cambios de arquitectura. Lo que lo hace aún más meritorio.

En cuanto al precio estamos ante un procesador con un precio ligeramente superior a los 600€ y si algo podemos echar en falta es el disipador que el Ryzen 3900X traía en su versión In Box pues ninguno de los nuevos Ryzen de la serie 5000 traen disipador de serie.

Si bien es cierto que aquellos que poseemos un Ryzen 3900X tenemos un procesador para mucho tiempo, también es cierto que este nuevo Ryzen 5900X ha mejorado a su predecesor bastante pero ya solo cada uno debe decidir si realmente la inversión en este nuevo procesador merece la pena o aún se pueden estirar más los anteriores Ryzen Matisse que están envejeciendo de una forma brillante pues aún son de lo mejor del mercado.

En breve tendremos en los escaparates de las tiendas Intel de 11ª generación con nombre en código “Rocket Lake” podremos ver si AMD pierde el trono en cuanto a procesadores aunque mucho me temo que lo va a conservar durante muchos años dado el excelente trabajo que vienen haciendo desde que sacaron Ryzen al mercado.

Publicaciones relacionadas

AMD y Microsoft colaboran en el proyecto TensorFlow-DirectML

admin

El rendimiento de FarCry 6 aumenta en un 44% gracias a FSR

admin

…Y ahora tenemos imágenes del socket LGA 1700/1800

admin

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Miguel Angel Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Deja un comentario

  • Rendimiento mono núcleo
  • Rendimiento multi núcleo
  • margen de OC
  • Precio